Tu cuerpo abandonado

20120818-203532.jpg

Tanto deseé tenerte, tantos fueron mis sueños de estar a tu lado, que llegaste a mi vida cuando despuntaban los primeros rayos de sol en una fría mañana del Día de Reyes. Las lágrimas reposaron sobre mis mejillas cuando bajaste del cielo para llegar a mis brazos, para estar entre mis manos, para encontrar una caricia entre mis dedos.

No supe entregarte el calor, el cariño y el amor que buscabas en aquel momento y vivo ese instante del pasado con la amargura de conocer el dolor provocado, pero con la dulzura de saber que aquel era un encuentro deseado. Mis manos temblaron cuando acaricié por primera vez tu cuerpo, suavemente se deslizaron por tu cuello buscando la sensualidad de tu piel y las yemas de mis dedos descendieron con lentitud por el contorno de tu cadera.

¡Me sonrojé!,…en nuestra intimidad supiste que fue mi primera vez. ¡No quise hacerte daño!, te tuve entre mis brazos,…te abracé con amor, con un amor inocente, te susurré mis sueños, te entregué mis confidencias. Pero sé que te hice daño, un silencio doloroso salió de tus labios.

Me miraste con perdón, pero nunca supe estar a tu lado. Los días pasaron con nuestros cuerpos unidos por la compañía de nuestras soledades, pero tu voz se quebraba cada vez que intentaba acariciarte,… y nos alejamos, nos distanciamos, nos fuimos separando poco a poco. Tu silencio me duele, tu voz callada me mata. Vivimos juntos, tú en tu rincón y yo…, yo deambulo por la casa en búsqueda de la sabiduría que me enseñe un día como acariciar a lo que más amo.

Sueño,…sueño contigo a diario, a volvernos a encontrar, a cruzar nuestros secretos. Te busco y te observo, me miras con desconsuelo, sin saber si algún día nos volveremos a entregar. Sueño con la dulce ternura de tu piel, la calidez de tu cuerpo, con tu voz, con tus palabras. Sueño con volverte abrazar, protegerte con mi pecho, con que mi corazón se funda con tu alma.

Eres la confidente de mis secretos, eres mi guitarra.

Anuncios

4 thoughts on “Tu cuerpo abandonado

  1. Siempre me sorprenden gratamente tus reflexiones. Nunca sé por dónde vas a salir y las espero con impaciencia porque son realmente verdaderas maravillas hechas letra.
    Me he acordado de algunos objetos que tengo por ahí abandonados, y a los que siempre prometo volver a coger.

    Enhorabuena por la entrada, Juan Antonio.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s